Reseña de "Stand By Me" Nostalgia y amistad - Fan De Historias
23/8/15


Stand By Me(Cuenta conmigo) es un filme de 1986 dirigido por Rob Reiner, y protagonizado por Wil WheatonRiver PhoenixCorey Feldman Jerry O'Connell en los papeles principales, y cuenta con Kiefer Sutherland y John Cusack en roles secundarios.

El guión está basado en la novela El cuerpo de Stephen King, y narra la historia de cuatro amigos que deciden ir una tarde de verano en busca del supuesto cuerpo de un chico desaparecido que se cree murió cerca de las vías del tren. Sin embargo, el tema principal no es ése, sino la amistad entre los cuatro chicos y las experiencias que los marcarán el resto de su vida. El viaje para ellos es una travesía vital que comienza como un juego hasta que se percatan que su objetivo es encontrar un cadáver. Ellos regresarán al pueblo con una mentalidad distinta. Todo comienza entre risas y bromas y termina en silencio.

Cada integrante del grupo representa en sí cierto estereotipo: Tomando una cita del narrador "Chris Chambers era el líder de la pandilla y mi mejor amigo. Venía de una mala familia y todos creían que él resultaría malo, incluso Chris." Él es el chico malo a los ojos del pueblo, pero siempre fiel y protector con sus amigos. Gordie, el protagonista, es un chico que tras la muerte de su hermano se tornó invisible para sus padres, y que tiene un gran talento para escribir historias. Teddy es el "payaso" del grupo, con una infancia bastante marcada debido a un padre violento. Por último, Vern es el gordo y el más infantil, aquél de quien todos se burlan constantemente, pero igual lo quieren y defienden a toda costa.

Es importante que diga que a pesar de que es una historia sobre chicos de 12 años, no es para ellos. No porque exista mucha violencia o sangre, sino que alguien tan joven difícilmente podría comprender el mensaje. Cuenta conmigo es la historia de la amistad en su estado más puro, una que a todo el que la vea le causará una gran nostalgia.

 Hay una escena que me ha dejado una gran sonrisa, y es probable que a cualquiera que la vea también. En ella, el narrador dice "Hablamos toda la noche de cosas que eran importantes antes de descubrir a las muchachas." Seguido de una conversación entre los chicos que iniciaba así: "Mickey es un ratón... Donald es un pato y Pluto es un perro. ¿Qué es Goofy?" La forma de tratar la inocencia en el filme es sublime, y ayuda para que muchos nos sintamos identificados con la historia y sus personajes. Y no solo eso, sino que también hace que el mismo espectador se pregunte: ¿Qué rayos es Goofy?

Cabe destacar la química entre los personajes, que deriva en una sensación de una verdadera y poderosa amistad. Sin embargo, no todo es color de rosas en ésta historia. De una forma muy real se nos muestra como esos lazos formados en la infancia, por más fuerte que sean, con el tiempo se van desvaneciendo. "A veces, los amigos entran y salen de la vida de uno como camareros en un bar." 



En el filme sobresalen Gordie(Wheaton) y Chris(Phoenix). Ellos son el alma y el corazón del mismo. En Gordie podemos observar cómo sigue sufriendo por la pérdida de su hermano, y es difícil ver como lleva  el luto un chico de 12 años, y las consecuencias  que éste genera en su vida. Él es igual de invisible para sus padres a como es Charlie para sus compañeros en Perks of being a walllflower. Por el otro lado, es duro observar cómo Chris se crea para si mismo malas expectativas, basadas en lo que el pueblo piensa de su familia. Hay dos escenas en las que uno llora y el otro lo consuela(como la de la foto), y es impresionante como al verla sentí cada lágrima. 


Al terminar Stand By Me no hacía más que recordar momentos de mi infancia, y desear volver a tener 12 años. Recordar como es tener amigos tan unidos, reír tan fuerte y soñar con aventuras así. Supongo que lo que le hace este filme a las personas es devolverlas atrás en el tiempo. Incluso que las situaciones sean diferentes, existe chance de encontrar similitudes, y recordar con una sonrisa que sí, en algún momento tu vida fue así de genial. Cuenta conmigo es nostálgica, fuerte y resonante.  Resulta casi imposible verla sin terminar con un nudo en la garganta y un vacío en el pecho, no porque sea triste, sino porque es real. Inmediatamente entra en mi podio personal de películas. Bien jugado Rob Reiner, bien jugado Stand by Me. 

"Nunca más volví a tener amigos como los que tuve a los doce años. Cielos, ¿acaso alguien sí?"



Stand By Me obtiene un 5/5.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.