Crítica de "Ted 2" A nadie le importa - Fan De Historias
7/11/15



Ted, el oso de peluche con la boca más sucia del mundo, fue todo un hit en 2012. En la primera entrega su labor de reducía a chistes obscenos y fumar marihuana, mientras su mejor amigo John(Mark Wahlberg) era el centro de la historia, encargado de llevar la carga emocional. Ahora que John está divorciado y es adicto a la pornografía, su felpudo compañero le ha quitado el protagonismo en una secuela donde Mila Kunis tomó la más sensata decisión: no volver.

Ted 2 se una a Paquete #3(reseña), 50Sombras de Grey(reseña) y Big Game(que ni siquiera merece una reseña) en mi lista de las más reprochables películas del 2015. Si se preguntan por qué Héroe del centro comercial 2 no está en la lista, es porque me negué a verla.




La cinta inicia en la boda de Ted con Tami-Lynn(Jessica Barth), quien se viste con ropa apretada y trabaja en el mismo lugar que el oso. Solo pasa un año cuando su relación comienza a ir cuesta abajo.

Una compañera de trabajo se entera de los problemas de la pareja y le da a entender a Ted que la mejor idea es tener un hijo- mensaje erróneo, pues los hijos no son “la solución”-. Esto da inicio a una trama centrada en un caso de derechos civiles para reconocer a Ted como una persona, y así poder adoptar.

Seth MacFarlane, el escritor y director que también le da la voz al protagonista, se torna todavía más ofensivo en su rama del humor, en especial con los chistes racistas. Aún cuando algunos(pocos) dan risa, es la repetición lo que cansa. Lo mismo sucede con los chistes sobre la marihuana.




La cinta involucra a tres abogados: el típico estereotipo del antagonista invincible, interpretado por John Slattery; el sabio y experimentado que apoya a los buenos, por Morgan Freeman; y Amanda Seyfreid, la nueva en el vecindario(adivinen quién es el interés amoroso de Wahlberg).

Tengo que otorgárselo a la cinta, la química entre sus protagonistas es muy buena.


 Además de los chistes racistas y de drogas, están los chistes de pánico homosexual, los cameos de las celebridades y largas secuencias sin chistes. La película se sumerge en otra bizarra trama secundaria de un secuestro que funciona todavía menos que en la primera entrega.

Mientras que el filme del 2012 ofrecía por lo menos una docena de carcajadas, Ted 2 difícilmente llega a cuatro.

Más de una vez comete mismo error que la mayoría de las malas comedias: trata de ser seria cuando ya a nadie le importa.

A nadie.

Ted 2 obtiene un 1.5/5.




1 comentarios:

  1. Seguir la misma formula a veces no es la llave al éxito y es lo que le sucedió en Ted 2. Entretenimiento y pocas risas con humor ácido a partes iguales, para disfrutarla con los amigos en un ambiente relajado es lo que ofrece la película de Ted 2. Ted 2 es divertida, arrogante, irreverente que a muchos los ha matado de risa con ese humor tan ácido y negro que lo ha caracterizado desde la primera entrega. Hayas visto o no la primera parte de Ted 1, definitivamente tienes que ver la película Ted 2, te vas a reír y disfrutar mucho.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.