Reseña "Mad Max: Furia en el camino" Caótica Perfección - Fan De Historias
5/8/15


Siempre podremos esperar ver a Hardy y a Charlize Theron juntarse otra vez en un filme con más diálogos y más construcción de personajes. Por ahora, seamos agradecidos por ver en Mad Max: Furia en el camino  a uno de los mejores dúos de acción de la historia, en una de las mejores películas de acción.

 De la historia.

En un mundo dominado por filmes de acción sobrecargados de CGI(efectos computarizados) y cortes de edición rápida, es estimulante ver una producción con el 80% de efectos prácticos y secuencias de peleas filmadas con ángulos abiertos, y luego con crudos close-ups. Cuando los cuerpos vuelan por el aire, saltando de un monstruoso vehículo a otro, uno no puede evitar preguntarse cómo ese doble sobrevivió. El resultado es más que una película de acción, prácticamente califica como un género propio.

Mad Max: Furia en el camino  es altamente efectiva en su mundo post-apocalíptico, donde  criaturas sedientas de sangre se enfrentan a personas improbablemente atractivas que se adhieren a los restos de su moralidad mientras hacen lo posible por sobrevivir. Puede que su guion sea simple y con pocos diálogos, pero realmente no son necesarios. Aún así hay cierto corazón en la película y la resolución de la misma es más que satisfactoria.
Lo bueno se hace esperar. Y no lo digo solo porque tardé casi tres semanas en verla. Mad Max: Fury Roadllega 30 años después de la última entrega, y bajo la dirección de la mente maestra George Miller, es una película feroz e implacable que parece la épica adaptación de Twisted Metal y hace ver a la destructiva e inverosímil Furious 7 como una carrera de go karts. Por los momentos, la mejor del 2015.

 La película tiene a Tom Hardy levantando recogiendo la antorcha de las manos de Mel Gibson como Max Rockatansky, quien es atormentado por las visiones de la hija que no pudo salvar. Ahora Max se desplaza en un desierto con múltiples peligros y un solo objetivo: sobrevivir. La película funciona por sí sola, incluso cuando no has visto las anteriores.



Hardy tiene más presencia física aquí que Gibson en las anteriores, así no logre convencer a todos de que él es “El guerrero de la carretera”. Es un badass donde lo pongan, al igual que lo es Furiosa, interpretada por Theron. Ella es probablemente el personaje más interesante de la película, incluso por delante de Max y de Nux, un chico de la guerra del malvado y excéntrico Inmortan Joe, encarnado maravillosamente por Nicholas Hoult. Excelente es la transformación del mismo, quien ve a Joe como una figura sagrada, y no como lo que en verdad es: un político vendiendo mentiras. Repite una mentira lo suficiente y se convierte en verdad, ¿no?

Una vez que Max y Furiosa se topan con los malos, Fury Road consiste en una extendida secuencia de persecución tras otra, con suficientes pausas como para aprender más acerca de los personajes y recuperar el aliento. Peleando como animales contra seres sin conciencia, ellos se aferran a su humanidad.

¡Vaya la adrenalina y el festín para nuestros ojos! La flota de Inmortan Joe incluye  a soldados literalmente tocando tambores gigantes y un guitarrista de metal con una guitarra-lanzallamas. Si lo puedes imaginar, lo puedes hacer. Fury Road es a película de acción como Bohemian Rhapsody es a rock clásico.

Todo es perfecta y fantásticamente caótico.

Mad Max: Furia en el camino obtiene un 5/5.





1 comentarios:

  1. Un gran espectáculo visual, estoy de acuerdo contigo. Mad Max: Fury Road es una lección de cine, y la misma realiza un juego de regeneración dentro del propio arte que funciona a diferentes niveles. El elenco espectacular, no sé, pero las películas de Charlize Theron para mí se están convirtiendo en sinónimo de éxito, en fin. Retomando la película, debo decir que Mad Max no sólo recupera a uno de los mitos cinematográficos por excelencia de los ochenta, lo ajusta a las nuevas formas, y tiempos cambiantes, para abofetear sin compasión a la ameba que es hoy día el espectador. Por otro lado, la sangrienta ironía final, la de recuperar la esperanza a partir del orden reestablecido, acabando con la tiranía más cruel, aquí representada en el simple H2O, es toda una declaración de intenciones por parte de un cineasta que conoce perfectamente el lenguaje del cine, un arte destinada, como las demás, a ser la herencia del ser humano, a hablar de él.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.